El Kerigma y la catequesis permanente

El Kerigma y la catequesis permanente